domingo, 14 de julio de 2013


'Inferno' de Dan Brown



Título: Inferno
Autor: Dan Brown
Editorial: Planeta
Año de edición: 2013
ISBN: 978-84-08-11417-8
Páginas: 640
 
 
 
Con respecto a Dan Brown hay abierto un auténtico debate entre partidarios y detractores.  No voy a ser yo la que lo alimente más, cada uno tendrá su propia opinión y es respetable. Así es que soy consciente de que quizá alguno de vosotros seréis reticentes a darle una oportunidad a este autor. Incluso puede que se la hayáis dado anteriormente y no os haya satisfecho. Quizá sois de los que  ven en sus novelas un afán demasiado comercial, entendiendo comercial en su acepción más negativa, la de una literatura pensada exclusivamente para el disfrute inmediato sin mayores pretensiones. Algo así como la fast food en la literatura.  Es cierto que la prosa que nos ofrece este autor no es merecedora del Nobel, o de una estrella Michelin si seguimos con el símil culinario, pero cumple con creces lo que promete: entretenimiento puro y duro. Lo tomas o lo dejas, es lo que hay. En mi caso, de vez en cuando me apetece una hamburguesa con patatas, esta no es una hamburguesa cualquiera, en esta ocasión se trata de alta cocina aunque el plato sea de lo más normalito.
Dan Brown ha dado con una fórmula de éxito y la está explotando al máximo. ¿Vosotros qué haríais? Difícil disyuntiva. Él también lo tiene difícil porque superarse en cada nuevo libro es francamente difícil. Con Inferno creo que el autor ha logrado una de sus novelas más redondas, en la que todo cuadra, todo está bien atado.
"Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en épocas de crisis moral. Para Langdon, el significado de esas palabras nunca había estado más claro: En tiempos peligrosos, no hay mayor pecado que la pasividad."
El protagonista de sus últimas obras, Robert Langdon, un atractivo catedrático de simbología de Harvard tiene que seguir una serie de pistas relacionadas con obras de arte para conseguir salvar al mundo de alguna catástrofe. Quien amenaza al mundo esta vez es un eminente científico ayudado por el Consorcio, una organización de dudosa moral. Es habitual en sus novelas que siempre, y casualmente, Langdon esté acompañado por alguna guapa señorita (que un profesor cincuentón con chaqueta de tweed como protagonista queda muy soso). Es cierto que el patrón es invariablemente el mismo, con alguna salvedad, pero no por ello deja de ser sumamente entretenido. Las novelas de Brown te enganchan, quieres saber cómo resolverá las pistas, qué giro dará la historia y, por supuesto, cómo acabará. Y esto Brown lo vuelve a hacer, y mejor que en otras ocasiones. Esta vez nos presenta a un Langdon amnésico que se despierta a miles de kilómetros de su país, en Italia, sin saber qué hace allí y cómo ha llegado. Iremos averiguando qué ha pasado para llegar a esa situación al mismo tiempo que el propio protagonista y no nos dejará un momento para respirar. A través de capítulos bastante cortos y de lectura muy ágil, la búsqueda de las pistas para resolver el enigma y, al mismo tiempo, deshacerse de sus perseguidores sirve de excusa al autor para mover a sus protagonistas por alguna de las ciudades más bonitas que he visitado y creo que visitaré: Florencia, Venecia o Estambul. Surcar las aguas del Gran Canal y divisar la basílica de San Marcos desde el embarcadero del Palacio Ducal,  visitar el Duomo o el Ponte Vecchio y conocer algunos secretillos que se esconden en estos monumentos tan admirados, para mí ha sido toda una gozada. Las pistas que Langdon irá descifrando junto a su acompañante accidental Sienna Brooks, tienen todas que ver en esta ocasión con La Divina Comedia de Dante Alighieri. Un atractivo más a sumar a los ya citados puesto que la investigación nos servirá para conocer algunos datos curiosos sobre la vida y obra de este poeta florentino.
Dan Brown tiene una gran habilidad para sorprender al lector, cuando pensamos que irá en una dirección se saca de la manga algo que nos descoloca. Siempre mantiene el suspense, el lector nunca se puede confiar. La novela da muchos giros pero todos ellos son muy creíbles, algo que chirriaba en otras novelas suyas como El símbolo perdido, más flojita que ésta. El final también es más convincente que en otras novelas del autor pero añade una cuestión moral que a mí me ha dejado un regusto amargo. No os contaré por qué, evidentemente.
Lo dicho, quizá dentro de unos meses no recuerde cada paso que dio Langdon hacia la resolución del enigma o no recuerde los nombres de los protagonistas. Quizá no deje el poso que otros autores dejan en mi memoria pero algo sí recordaré: disfruté leyéndolo. Mucho.
 
 
 
 
Reseña realizada para Momentos de silencio compartido por Lu de Mi mundo con dos lunas
Gracias a Editorial Planeta por facilitarme el ejemplar.


20 comentarios:

  1. La respuesta a tu pregunta de qué haríamos si encontrásemos una fórmula que funciona está muy clara, no cambiarla. Cambiar algo que funciona es una tontería y además creo que inútil. Ya nos gustaría tenerla.
    Dicho esto, estoy de acuerdo en que su literatura es para entretener y cumple su objetivo, el que quiera leer cosas más sesudas que las busque en un lugar apropiado. Supongo que la acabaré leyendo, como a todos, la comida rápida de vez en cuando apetece.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es lo que nos ocurre un poco con estos thrillers que se convierten en best-sellers. No suelen quedar demasiado tiempo en nuestro recuerdo pero, en el momento, nos lo pasamos pipa con ellos.

    Hace un tiempo que no leo a Dan Brown y no descarto animarme con esta, que parece que os va gustando a casi tod@s :)

    Un besote, Lu!

    ResponderEliminar
  3. Leí El código Da Vinci cuando le llegó el éxito y me pareció una novela entretenida y ágil, aunque me decepcionó bastante. No sé si volveré a leer a Dan Brown, pero por ahora no entra en mis planes.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo. A mi me gusta el autor me da lo que promete, entretenimiento, y eso es lo que busco cuando leo sus libros
    Besos

    ResponderEliminar
  5. este libro me gusto, pero la parte que empieza a ponerse interesante, porque hay algunas que aburre un poco la verdad

    ResponderEliminar
  6. Mi poco cariño con el autor no tiene nada que ver con el posible tema comercial, eso no me afecta especialmente es simplemente que creo después de haber leído tres novelas suyas que ya no tiene nada que me entretenga ni sorprenda. Me gustó mucho el primero peo después dejó de interesarme.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno "el fast food de la literatura", jejeje.
    Pues he de decir que no sé cuando pero quiero leerlo, me gustan los libros que sólo entretienen y además lo sabes antes de ponerte con él.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Leí El código Da Vinci y Ángeles y demonios, este segundo me gustó bastante. No me importa la fast food literaria, sé a lo que voy cuando me como una hamburguesa y con eso por delante me sabe bien ¿por qué no? No se hace inolvidable pero ratos de estos despejan. Dicho esto, quizás, justo ahora tenga otros libros del estilo por leer y no creo que lea Inferno, peor tal vez más adelante, cuando tenga ganas de burger a la parrilla infernal, jajaja. Un beso

    ResponderEliminar
  9. He leído otras de las novelas de este autor y este todavía lo tengo pendiente, creo que no tardaré demasiado en leerlo. Para mi Brown es sinónimo de entretenimiento puro y duro y ya sé lo que voy a encontrarme y estas lecturas de vez en cuando vienen muy bien. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Desde luego que Dan Brown no es merecedor de un Nobel, pero sí es cierto que es capaz de entretener. Cuando opto por leer alguna de sus obras (sólo he leído dos, El código da Vinci y Ángeles y Demonios) lo hago porque deseo una lectura que me entretenga, me divierta. Este libro lo leeré tarde o temprano por la vinculación que parece tener con la obra de Dante, que es lo que más me llamó la atención, y cuando realmente sienta esa necesidad de entretenerme. Porque eso sí, a mi sus obras que enganchan.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  11. Quiero leerlo pero no a corto plazo. Suelo disfrutar con este tipo de historias asi que me lo llevo apuntado :)

    ResponderEliminar
  12. Es lo que se busca con estos libros, disfrutarlos en el momento en que se leen, aunque luego se olviden. Quizás en algún momento caiga...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Tengo muchas ganas de adentrarme en esta novela. Como ya habéis comentado más arriba, parece que la fórmula creada por Dan Brown sigue funcionando a día de hoy, así que seguirá sacándole partido. Por mi parte, disfruté mucho con "El código Da Vinci" y "Ángeles y demonios", pero algo menos con "El símbolo perdido". Ahora tengo puestas de nuevo mis esperanzas en esta entrega, que compraré cuando aparezca en el catálogo de Círculo de Lectores. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Muy buena reseña. Y coincido contigo en todo. Apenas hace unos minutos que he escrito esto en un comentario de una pagina de lectura:
    "En la línea habitual de este autor, nos encontramos con una lectura especialmente adecuada para el verano. Entretenimiento, sin pretensiones y sin complicaciones. Pedir o pretender más es ilusorio y hasta excesivo. Nadie espere un brillante ejercicio literario… Lo que la novela ES… lo ES a conciencia y sobradamente. Y quizá ahí radica su éxito. En no querer ser MÁS… (ni menos) de lo que ES… Lo contrario no es intriga-thriller, sino Ciencia-ficción…"
    Saludos y te sigo siguiendo jejeje

    ResponderEliminar
  15. A mi también me gusto mucho la novela. Pese a todos los detractores que tiene este autor, yo disfruto leyéndolo, y cada vez que saca uno nuevo, me muero por leerlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. A mí me gusta Dan Brown y este libro en concreto me encantó.
    Parece que escribir cosas divertidas ha de ser una vergüenza y leerlas no te digo, pero qué quieres, yo leo por placer, por pura diversión y Dan Brown es una apuesta segura. Ya sabemos que no va a recibir el Nobel pero a mí no me parece que escriba mal y, además, sus libros siempre me hacen pensar.
    ¿Yo qué haría si encuentro la fórmula que funciona? Evidentemente, no desviarme ni un milímetro de ella
    Éso es lo que espero ocn autores como éste, Kate Mortón, Ruiz Zafón. Me decepcionarían mucho si cambiasen de estilo o temática, la verdad
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Para los lectores que no conocen los lugares donde se desarrolla Inferno, recomiendo visitar el siguiente el blog Lugares de Inferno de Dan Brown para seguir los lugares tras el libro Inferno.

    ResponderEliminar
  18. A mi este hombre me ha decepcionado en varios aspectos y lo tengo como un autor sobrevalorado pero si es verdad que sus historias entretienen aunque le encuentre más de un fallo

    ResponderEliminar
  19. Yo soy de las fans, la verdad. Me han gustado los libro suyos que he leído: ha sido empezar y no poder parar porque me enganchan muchísimo, y estoy segura de que este libro también lo leeré. No es la primera reseña que leo que dice que se ha superado a sí mismo, y tengo muchas ganas de probar.

    ResponderEliminar
  20. Me he hecho con dos novelas ilustradas del autor, una joyita, y después de la experiencia tendré en cuenta "Inferno" que por lo que comentas creo que me va a gustar,
    besucus

    ResponderEliminar

Tus comentarios son bienvenidos