martes, 4 de junio de 2013


"El día antes de la felicidad" de Erri de Luca


Título: El día antes de la felicidad
Autor: Erri de Luca
Editorial: Siruela
Año de edición: 2009
ISBN: 978-84-9841-294-9
Páginas: 132 
 
Esta es una de esas historias que tanto me gustan. De esas historias pequeñas de personajes insignificantes pero de las cuales podemos extraer grandes lecciones.  Don Gaetano es el portero de un edificio de viviendas de Nápoles en los años cincuenta. Bajo su mirada pasan a diario gran cantidad de personas cada cual con su bagaje de vivencias a cuestas. La experiencia en el trato con la gente ha hecho que don Gaetano desarrolle la capacidad de leer el pensamiento de las personas, es de esos que saben lo que te pasa sólo con mirarte. Y eso es lo que le paso con el protagonista de esta historia de iniciación y paso a la madurez, un joven, del que desconocemos su nombre así como él desconoce su origen. Huérfano de apenas dieciocho años que vive sólo en un cuartucho del edificio y tiene por única compañía los libros que le presta el librero don Raimondo y las partidas a la escoba que siempre pierde ante don Gaetano pero que disfruta por los relatos de la guerra que cuenta el portero. Precisamente será este último quién vele por el protagonista en ese verano en el que sufre la transición de la niñez a la edad adulta, a quien le transmita el legado de sus recuerdos y aprendizaje como una preciosa herencia.
 
Comprendí que mi miedo era tímido, para salir al descubierto necesitaba estar solo.
Allí, por el contrario, estaban los ojos de los niños por debajo y los de ella por encima.
Mi miedo se avergonzaba de salir. Se vengaría más tarde, por la noche en la cama a oscuras,
con el susurro de los fantasmas en el vacío.
 
Como cuenta el protagonista, nunca se ha sentido parte de nada, de una familia, de una comunidad e incluso de una ciudad, Nápoles, que se alzó contra la ocupación alemana y plantó cara orgullosa tal y como le cuenta don Gaetano en sus historias. Nunca ha sabido quienes eran sus padres, ni por qué lo abandonaron. Siempre se ha sentido un trozo suelto, desarraigado. Por eso tuvo que luchar para ser admitido como uno más en entre los muchachos y en clase era el único lugar donde no se sentía solo. Vive siempre esperando que ese día sea el último de soledad, que sea el "día antes de la felicidad".
 
Los relatos de don gaetano me abrían los oídos. Su voz metálica entraba a pellizcar
los nervios de la imaginación. Así podía probar el pan de la primera hornada de harina blanca,
 ver los ojos de la viejecillas trastornados ante el soldado negro, hojear entre los dedos el papel impreso del dinero nuevo que sustituía a las liras.
Escuchar a don Gaetano me hacía testigo vicario de su tiempo.
 
El verano de su dieciocho cumpleaños ocurrirán muchas cosas, pero eso tendréis que averiguarlo vosotros, no seré yo la que os lo destripe. Un judío que vivió escondido años atrás en el edificio, una viuda necesitada de sexo, una niña en una ventana que vuelve a recuperar el tiempo perdido, situaciones que ya no tienen vuelta atrás, todo tendrá lugar ese verano en el que por fin el protagonista conoce lo que es la felicidad y aprende lo duro que es el camino hacia la madurez.
 
Erri de Luca ha conseguido en muy pocas páginas crear una historia completa. Con unos trazos firmes y claros dibuja unos personajes que notamos cercanos, como si fuesen de carne y hueso. Y no sólo son los personajes, también crea una atmósfera que nos envuelve de manera que parece que estuviéramos pisando el patio de vecinos del edificio napolitano, como si paseásemos el puerto y oliésemos el salitre del mar y escuchásemos el sonido del agua chocar contra  los barcos pesqueros o mirásemos al horizonte y viésemos el Etna imponente y amenazante. Un autor con el que pienso repetir, no me cabe la menor duda.
 

23 comentarios:

  1. Que bonita historia, tomo nota del libro, gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  2. Una historia muy sentimental con muchos mensajes. Me la apunto. Gracias por la reocmendación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Tiene todo para gustarme. ¡Apuntado queda!
    Gracias por descubrirme el título.

    ResponderEliminar
  4. Me lo apunto, seguro que me gusta.
    Saludos.
    http://humanidadesyalgomas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Me llama mucho la atención,y no habia oido nada de este autor, muy buena reseña, besotes

    ResponderEliminar
  6. Uf!! No conocía esta historia, y me ha encantado. Va directamente a mi lista de pendientes. Gracias por la reeseña. Bsss

    ResponderEliminar
  7. :) UUh! qué buena propuesta, me la llevo por muchas cosas de las que apuntas, pero sobre todo por eso de los personajes insignificantes y por ese trozo suelto y desarraigado, creo que es los míos.
    Besos y gracias por el descubrimiento.

    ResponderEliminar
  8. Tengo pendiente en casa de este autor Los peces no cierran los ojos, una novelita corta que pronto caerá. Quiza luego me ponga con esta, que tiene muy buena pinta también...
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. Pero qué bonita historia parece, y no tenía ni idea de su existencia, sin duda me lo llevo apuntado, gracias por la reseña! Un besote!

    ResponderEliminar
  10. Es el tipo de historia que me gusta leer cuando abuso demasiado de la novela negra, así que me apunto la recomendación.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. No lo conocía pero es el tipo de historias que me gustan. Se viene derechito a mi lista de futuras lecturas. Gracias por la recomendación. Besos

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho tu reseña. Es el tipo de novela que a mi tambien me gusta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por la recomendación. No conocía ni al autor ni el título.

    ResponderEliminar
  15. No lo conocía pero muchas gracias por dármelo a conocer, lo tengo en cuenta
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Creo que esta novela va a gustarme, sobre todo por los personajes que parece que están bien desarrollados. Besos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué bonita historia! Seguro que me gusta, así que me la llevo bien anotada.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Jolín, presentándola así, a ver quién se resiste. Se nota que la historia te ha gustado, sin duda. No he leído aún a De Luca pero esta historia, estos personajes y ese vecindario tan particular de Nápoles promete, no cabe duda.

    Un besote y gracias por traerla, Lu :)

    ResponderEliminar
  19. Me gusta leer reseñas de libros que no conozco. Por eso creo que la labor de los blog es muy importante.
    Gracias

    ResponderEliminar
  20. Sólo puedo decir... qué buena pinta! No lo conocía, así que gracias por el descubrimiento! 1beso!

    ResponderEliminar
  21. Pues me lo llevo apuntado, no lo conocía, pero me has convencido =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Acabo de leer esta historia y me ha encantado. Es la segunda obra que leo de Erri de Luca, la primera fue Los peces no cierran los ojos, y he de reconocer que cuanto más leo, más me gusta este novelista.
    Un beso

    ResponderEliminar

Tus comentarios son bienvenidos