jueves, 18 de abril de 2013


'Los tres secretos del samurái', de Blanca Álvarez

 
Título: Los tres secretos del samurái
Autora: Blanca Álvarez
Editorial: Espasa
Año de publicación: 2013
ISBN: 978-84-670-1383-2
Páginas: 416

 
 

 

Sinopsis

 
En un tiempo y en un lugar en los que ser mujer era siempre una condena, una muchacha pobre y poco agraciada se sobrepondrá a su destino.
Ambientada en el Japón del siglo XVIII, Los tres secretos del samurái cuenta la historia de Tomiko, quien, siendo apenas una adolescente, marcha de su casa con el propósito de librar a su hermana pequeña de un matrimonio de conveniencia con un hombre aborrecible.
En su camino, la muchacha encuentra a seres mágicos que se ofrecen a ayudarla, aunque a cambio de un alto precio. Para salvar a su hermana, la joven decide ponerse a su merced, renunciar a su identidad y convertirse en Susanô, el samurái del dragón. Como guerrero, Tomiko vivirá innumerables aventuras y conocerá a dos hombres que marcarán su destino: el valiente Shuzai y Hanzaburo, el hijo del zorro.

 

Opinión

Me las prometía muy felices cuando empecé a leer este libro: el Japón milenario, aventuras, fantasía, samuráis, seres mágicos... Dado que todo lo oriental y lo que suene a mitología me chifla, cogí la novela con verdadero interés. Y lo cierto es que, aunque la historia de Tomiko y su promesa para salvar a su hermana es bonita, desde las primeras páginas me ha resultado totalmente predecible y algo tediosa.

- ¿A qué estarías dispuesta para salvar a tu hermana?.
- ¡A todo! -Y su cuerpo se tensó como el arco del guerrero dispuesto a lanzar la flecha
- ¿Renunciarías a tu propia felicidad?
- Mi felicidad es la de Chikako
- Bien. -Ahora los ojos de la mujer brillaban con más intensidad, surcados por diminutos hilos rojos-. ¡Te ayudaré!
Tomiko se inclinó ante la bellísima dama juntando sus manos bajo la barbilla.
- Pero mi ayuda tiene un precio.
- El que sea. -Incluida mi vida, pensó la niña.
 
Soy de esa clase de persona que considera que si puedo dejar algo claro con cuatro palabras, mejor que hacerlo utilizando cinco. Y es que, como decía el arquitecto Mies van der Rohe: menos es más. Este lema es aplicable a muchas artes, entre ellas también la literatura.  Los tres secretos del samurái me ha parecido redundante en muchas ocasiones y por eso me ha costado mucho engancharme a la historia, que creo que carece de la agilidad que hubiera sido necesaria. Tomiko, es una joven feucha que decide marcharse de casa para intentar romper el compromiso matrimonial de su bella hermana menor. En su camino encuentra a una mujer misteriosa que le ofrecerá ayuda a cambio de una promesa: deberá vivir como un hombre, un samurái, y no puede enamorarse o de lo contrario deberá entregarle a su enamorado como pago a sus servicios. Los sentimientos de la protagonista, tanto hacia su hermana, Shuzai o Hanzaburo como hacia su propia identidad como mujer oculta en una apariencia de hombre, son parte fundamental de la novela pero una y otra vez nos son repetidos por la protagonista.  Siempre es el mismo discurso, el que ya conocemos desde el principio. Este recurso estaría justificado si cada vez que se nos mostrasen los sentimientos de Tomiko se nos aportara algo nuevo, algún cambio o sutil matiz, pero en muchas ocasiones no es así y sólo sirven para rellenar páginas de escaso interés. 
 
Los tres secretos del samurái podía haber dado mucho más de sí, en mi opinión, si la autora hubiese quitado algunas cosas y potenciado otras por las que ha pasado de puntillas. También me hubiera gustado que hubiese profundizado más en algunos personajes como Kenzaburo, el arquero hijo del dios Zorro, o Kawasemi, la geisha de la Casa del Té Blanco, ya que podían haber resultado más atractivos por toda su historia pasada. Lo mismo ocurre con partes de la historia que me han parecido muy interesantes y que por las que la autora parece pasar de puntillas, como los tres años en que Tomiko recibe las enseñanzas del maestro Kamakura, sacerdote del Shinto, que son resueltos en unas pocas páginas.

La narración tiene un tono muy poético y evocador, se nota el trabajo de la autora por semejar el relato a un cuento o leyenda realmente escrito en aquella época y lugar. También es destacable la gran labor de documentación que ha tenido que hacer para lograr dotar a la historia un halo de verosimilitud. A esta tarea contribuye la descripción del vestuario, las armas, el hecho de usar palabras en japonés o las referencias a las horas del día utilizando el horario de la época. Pero dar por hecho que sabemos qué son cosas como kami, wakisashi, seppuku, cómo funciona el horario japonés tradicional , en qué consiste en juego del Go o el código de honor del samurái me ha supuesto un engorro ya que he tenido que parar la lectura para buscar información que me aclarase estas cuestiones. De acuerdo que no son cosas fundamentales para entender la obra pero yo hubiese agradecido una acotación o una explicación a pie de página.

Terminé este libro con la sensación de que la autora ha querido abarcar demasiadas cosas sin profundizar demasiado en ninguna y por eso a mi no me ha acabado de convencer. A pesar de estas pegas, creo que es una obra que puede gustar mucho al público, sobre todo juvenil, porque cuenta una bonita historia de amor prohibido, de renuncia y generosidad fraternal, de fantasía y de aventuras en una época y un lugar fascinantes.
 
 
Esta reseña se engloba dentro de la lectura conjunta organizada por el blog Libros que hay que leer.

23 comentarios:

  1. Tengo este libro pendiente de leer pero es la segunda reseña que leo con algún comentario negativo de la misma. Aunque como también veo que comentas cosas buenas, habrá que leerla! :)

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, por abarcar demasiado al final no sale. Es un libro que va dejando opiniones muy dispaares.

    ResponderEliminar
  3. Me tiene desconcertado esta novela, aunque al final me voy inclinando por no leerla. Al principo la parte fantástica me echaba para atrás, y después parecía su fuerte. En fin, con tu reseña me ha quedado claro que quizá es demasiado poético y rimbombante. Lo dejaré pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me ha ido picando la curiosidad al veros enfrascados en su lectura. Tengo bastante claro que no me encontraré una obra maestra pero... me pica la curiosidad

    ResponderEliminar
  5. A mi también me atrae el mundo oriental, pero no es tu reseña la primera que me baja las ganas de leer el libro. Este tengo claro que no lo voy a leer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Cada vez tengo más claro que lo dejo pasar, creo que si lo leo estaré más cerca de reseñas como la tuya o la de Tatty más que otras más positivas que he visto. Un besote!!

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo contigo, si hubiese pulido algunos aspectos seguramente estaríamos hablando de esta novela con más argumentos positivos,
    besucus

    ResponderEliminar
  8. A mí me gustó mucho y no me pareció lenta. De hecho, el ritmo sosegado y tranquilo de la autora creo que casa a la perfección con el ambiente de la novela.

    Un besito y feliz jueves.

    ResponderEliminar
  9. Pues voy a ser redundante como la novela. Y es que ya he dicho que no me atraía y cada vez más, a cada reseña que leo, tengo claro que no la disfrutaría...
    Besos,

    ResponderEliminar
  10. Bueno pues yo opino como Xabier, le doy un punto positivo, tiene que haber de todo ¿no?
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Aixxx... he leído todo tipo de opiniones.a quien le ha gustado mucho y para quien no ha estado a la altura de las expectativas... La tengo en lista pero sin prisas....
    Muchas gracias por tu reseña! Besos

    ResponderEliminar
  12. Pues gracias a la lectura conjunta cada vez estoy casi más convencida de que no es para mi...pero la portada es realmente bonita jeje.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. No estoy encontrando reseñas que lo recomienden sin peros, unido a la lista larga de libros y a que me llamaba menos, creo que de momento no me lo llevo. Besos

    ResponderEliminar
  14. Vaya, otra reseña más en esta dirección, cada vez la tengo más descartada y eso que las primeras reseñas que leí resultaban más positivas. Otra vez será.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo he pasado por todo con este libro: de la indiferencia inicial, a la curiosidad posterior al leer tantas reseñas positivas, al desencanto actual, al ver que las tornas van cambiando... Tengo demasiado por leer, así que salta de mi lista. 1beso!

    ResponderEliminar
  16. nada, que cada vez que leo una reseña de este libro lo descarto nuevamente.

    ResponderEliminar
  17. Para mi gusto, mucho que mejorar en esta novela. Los tópicos y los errores me han dejado frío. Besos.

    ResponderEliminar
  18. No me llama ya nada,las reseñas que estoy leyendo no la ponen muy bien, así que la dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  19. A mí tampoco me terminó de convencer, algunas partes se me hicieron lentas, parecía que no avanzaba nada
    besos

    ResponderEliminar
  20. Compartimos opinión. Demasiado lento, demasiado repetitivo. Se hace muy lenta la lectura. Y es una pena, porque con un poco más de acción, hubiera quedado una novela más redonda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  21. Pues en principio me apetece bastante leerlo, pero ya son varias las opiniones sobre su ritmo lento... no sé yo...

    Besotes

    ResponderEliminar

Tus comentarios son bienvenidos